20 Minutos: Objetivo ser padres

El periódico 20 minutos se hace eco de una demanda social: Ser padres, y cuenta la historia de varias familias que recurrieron a diversas opciones para formar su familia.

Y también cuentan nuestra historia, la de Anabel y Rubén, y cómo gracias a la gestación subrogada consiguieron ser padres:

El cáncer de mama apareció en la vida de Anabel Manchón cuando esta tenía 36 años, solo un año después de plantearse, junto a su marido, que querían ser padres: “Primero te pones a estudiar, luego a trabajar, luego te casas, te compras una casa…”, explica. “Ya en proceso de quedarme embarazada fuimos al ginecólogo y este me dijo ‘párate porque hemos visto algo que tiene mala pinta'”.

Le diagnosticaron cáncer de mama y a partir de ahí, en dos años se sometió a tres operaciones, una quimioterapia y dos radioterapias. En este complicado proceso, dice, “tuve incluso que volver a aprender a andar porque el cáncer se extendió a la columna. No puedo coger peso y así no iba a soportar un embarazo”.

A pesar de ello, quiso intentarlo por reproducción asistida, “tenía que llevar un justificante de mi oncólogo pero había riesgos muy grandes. Tuve una recaída y me dijeron que me olvidara”. Tras esto, decidieron iniciar los trámites de adopción pero “estuvimos unos años hasta que me dijeron que no me consideraban apta”. Un proceso muy “frustrante” porque “nadie es perfecto y que antes que en un orfanato [un niño] está mejor con una familia”, pero entiende que así intentan “salvaguardar el bienestar del menor por encima del deseo de los padres”.

Me hubiera encantado gestar a mi bebé. No pudo ser y eso no me hace ser menos madre, al contrario.

Como veían que por esta vía era imposible se decidieron por la acogida internacional con un niño ucraniano. “La experiencia fue buenísima pero estaba solo con nosotros en verano. Luego se va y eso no es tener un hijo”.

La última opción que les quedaba era la gestación subrogada: “Nos costó encontrar información porque nadie hablaba de ello”, afirma y añade que “psicológicamente me costó aceptar que otra mujer gestara a mi bebé”. Finalmente comprendió que “ser madre es mucho más que gestar” y ahora tiene un niño de poco más de dos años. “Me hubiera encantado gestar a mi bebé, poder sentir sus pataditas… me hubiera encantado incluso pasar por el parto. No pudo ser y eso no me hace ser menos madre, al contrario” —explica— porque “cuando una persona adopta a un niño nadie le dice que no es madre. Pues ser madre por gestación subrogada es lo mismo, por ovodonación igual… no importa que sea gestado o no, no importa que tenga tu biología o no; importa la intención que tú tienes, el empeño que le pones”.

Ahora “recuperada, no curada”, con su enfermedad en el último estadio y la metástasis controlada, con 44 años ella y su marido Rubén, crearon una empresa a raíz de ser padres (Surrofamily), Rubén ayuda y ofrece apoyo a las familias que quieren tener hijos por su mismo método. Anabel también escibió un cuento, Esperando a Pingüi, para que su hijo Rafael, cuando sea más mayor, pueda conocer su origen.

Fuente: 20 minutos, puedes ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2980872/0/madres-padres-reproduccion-asistida/gestacion-subrogada-adopcion/#xtor=AD-15&xts=467263

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s