¡Bienvenido al mundo!

Nacimiento Pingui_Editorial ChocolateCuando nació nuestro Pingüi fue el día más emocionante de nuestra vida. Tras meses de espera deseando ver la carita de nuestro hijo, por fin llegó el día. 

Nació por cesárea, muy puntual y llorando a pleno pulmón…en cuanto lo arroparon se calmó y a dormir plácidamente! 

Es indescriptible la cantidad de emociones agolpadas de repente, tantas que lloramos a “moco tendido”. Tanta felicidad, tantas emociones contenidas durante tanto tiempo, al final salieron como un torrente imparable.

Nuestra gestante fue muy valiente, la acompañamos durante la espera antes de pasar a quirófano, y también la vimos después de la cesárea. Estuvo 3 días en el hospital, los mismos que nuestro Pingüi, y pudimos estar con ella todos los días, todos muy emocionados.

Nuestro Pingüi estuvo en la “nursery”, que  estaba decorada con pingüinos (un guiño más al nacimiento de nuestro pequeño), y pudimos estar con él para darle sus primeros biberones, era tan pequeñín que se cansaba enseguida de tomar su biberón. Nursery Pingui_Editorial Chocolate

Poder llevarnos a Pingüi a casa y dejar el hospital fue también muy emocionante, por primera vez podríamos pasar todo el día y la noche juntos.

Sin duda habíamos conseguido formar nuestra familia 🙂

Anuncios