Vivir en Tailandia

Tailandia_Esperando a PinguiNuestro Pingüi nació el 4 de diciembre de 2014 y hasta el 11 de Junio de 2015 no pudimos volver a España: más de 6 meses fuera de casa.

Tuvimos que realizar un trámite judicial para obtener el pasaporte español de nuestro pequeño, a pesar de disponer de 2 pruebas de ADN que evidenciaban científicamente que era hijo de español y por lo tanto español, y además contar con los contratos de Gestación Subrogada y renuncia expresa de nuestra gestante.

La espera para obtener el pasaporte español de Pingüi fue lo peor de este “viaje”, y ¡cómo no!, tener que estar lejos de nuestra familia y amigos en un momento tan especial, que nos hubiera encantado poder compartir con todos ellos. Pero como no hay mal que por bien no venga, también pudimos disfrutar al 100% , papá y mamá, de nuestro Pingüi.
Durante estos meses pasaron las Navidades, el año nuevo 2015, el año nuevo chino, el año nuevo tailandés 2558, la semana Santa y hasta las elecciones locales. Pingui_Editorial Chocolate

Hicimos amigos nuevos, algunos de ellos eran papás de otros “pingüis”, otros se convirtieron en nuestra familia en Bangkok, los titos y primos de nuestro pequeño Pingüi, con los que compartimos experiencias maravillosas.

En casi 7 meses nos dió tiempo para comer mucho picante, viajar en skytrain, visitar templos, visitar 1001 mercadillos (incluido Chatuchak) y, por supuesto, pasar mucho calor, ¡menos mal que había aire acondicionado y piscina! 😉