La nueva frontera de la maternidad

La gestación subrogada era una técnica de reproducción asistida desconocida para la mayoría de la sociedad española, pero afortunadamente, eso ha cambiado. La sociedad española se está posicionando, está abriendo la mente y escuchando los casos de miles de familias que se han formado gracias a esta técnica.

Aquí podéis ver el video donde Anabel y Rubén cuentan su historia de cómo su hijo Chencho llegó a sus vidas, su pequeño Pingüi , al que estuvieron esperando casi 6 años antes de decidirse por la gestación subrogada.

Anuncios

Informativos Tele 5 muestra a la familia Pingüi para hablar sobre la Gestación Subrogada

Coincidiendo con la realización de Surrofair 2017 y ante las voces contrarias a la celebración de este evento, Informativos Tele 5 y Cuatro TV invitaron a nuestros autores de Esperando a Pingüi a contar su historia y saber por qué recurrieron a esta técnica para ser padres.

Aquí os dejamos el  video de informativos Tele 5 del  fin de semana del 6 de Mayo de 2017

 

Esperando a Pingüi celebrando el DIA DE LA MADRE en RNE

Para celebrar el #DíadelaMadre hemos tenido la suerte que nos invitaran desde el Programa “Memoría de Delfin” de RNE para hablar de la maternidad con nuestro cuento de “Esperando a Pingüi” y nuestra autora Anabel Manchón, y sobre un tema que está levantando muchos comentarios a favor y en contra en estos días: la Gestación Subrogada.

Teniendo en cuenta que actualmente más de 1500 niños están llegando al mundo por este método de reproducción asistida aprobado por la OMS, desde Editorial Chocolate creemos que todos ellos necesitan una herramienta para conocer su historia, para poder explicar su origen y cómo llegaron a este mundo y por qué. “Esperando a Pingüi” es un libro muy blanco, un cuento infantil dirigido a niños de 2 a 6 años, sin ningún condicionante político ni adoctrinal. Es la historia de una pareja de pingüinos que quieren ser padres y no pueden. Es una historia de amor verdadero, de querer formar una familia y de no poder porque tampoco les dejan adoptar… Es un cuento infantil donde los niños conocen su origen de una manera lúdica y amorosa, y donde también conocen la existencia de otra pingüina generosa que ayudó un día a sus padres a poner un huevo porque ellos no podían. Un libro indicado para contarles a los más pequeños de la casa que llegaron a este mundo fruto de una ovodonación, adopción o gestación subrogada.

Hoy en RNE hemos compartido programa con Laura Baena, del club Malas Madres; Isidoro Bruna, Director Médico de HM Fertility Centers, y Alberto San Juan, Director General de la Familia y el Menor, Consejería de Políticas Sociales y Familia.

Escucha desde este podcast todo el programa:

https://www.ivoox.com/podcast-memoria-delfin_sq_f1261918_1.html

http://www.rtve.es/drmn/embed/audio/3997286 Palabra de madre

20 Minutos: Objetivo ser padres

El periódico 20 minutos se hace eco de una demanda social: Ser padres, y cuenta la historia de varias familias que recurrieron a diversas opciones para formar su familia.

Y también cuentan nuestra historia, la de Anabel y Rubén, y cómo gracias a la gestación subrogada consiguieron ser padres:

El cáncer de mama apareció en la vida de Anabel Manchón cuando esta tenía 36 años, solo un año después de plantearse, junto a su marido, que querían ser padres: “Primero te pones a estudiar, luego a trabajar, luego te casas, te compras una casa…”, explica. “Ya en proceso de quedarme embarazada fuimos al ginecólogo y este me dijo ‘párate porque hemos visto algo que tiene mala pinta'”.

Le diagnosticaron cáncer de mama y a partir de ahí, en dos años se sometió a tres operaciones, una quimioterapia y dos radioterapias. En este complicado proceso, dice, “tuve incluso que volver a aprender a andar porque el cáncer se extendió a la columna. No puedo coger peso y así no iba a soportar un embarazo”.

A pesar de ello, quiso intentarlo por reproducción asistida, “tenía que llevar un justificante de mi oncólogo pero había riesgos muy grandes. Tuve una recaída y me dijeron que me olvidara”. Tras esto, decidieron iniciar los trámites de adopción pero “estuvimos unos años hasta que me dijeron que no me consideraban apta”. Un proceso muy “frustrante” porque “nadie es perfecto y que antes que en un orfanato [un niño] está mejor con una familia”, pero entiende que así intentan “salvaguardar el bienestar del menor por encima del deseo de los padres”.

Me hubiera encantado gestar a mi bebé. No pudo ser y eso no me hace ser menos madre, al contrario.

Como veían que por esta vía era imposible se decidieron por la acogida internacional con un niño ucraniano. “La experiencia fue buenísima pero estaba solo con nosotros en verano. Luego se va y eso no es tener un hijo”.

La última opción que les quedaba era la gestación subrogada: “Nos costó encontrar información porque nadie hablaba de ello”, afirma y añade que “psicológicamente me costó aceptar que otra mujer gestara a mi bebé”. Finalmente comprendió que “ser madre es mucho más que gestar” y ahora tiene un niño de poco más de dos años. “Me hubiera encantado gestar a mi bebé, poder sentir sus pataditas… me hubiera encantado incluso pasar por el parto. No pudo ser y eso no me hace ser menos madre, al contrario” —explica— porque “cuando una persona adopta a un niño nadie le dice que no es madre. Pues ser madre por gestación subrogada es lo mismo, por ovodonación igual… no importa que sea gestado o no, no importa que tenga tu biología o no; importa la intención que tú tienes, el empeño que le pones”.

Ahora “recuperada, no curada”, con su enfermedad en el último estadio y la metástasis controlada, con 44 años ella y su marido Rubén, crearon una empresa a raíz de ser padres (Surrofamily), Rubén ayuda y ofrece apoyo a las familias que quieren tener hijos por su mismo método. Anabel también escibió un cuento, Esperando a Pingüi, para que su hijo Rafael, cuando sea más mayor, pueda conocer su origen.

Fuente: 20 minutos, puedes ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2980872/0/madres-padres-reproduccion-asistida/gestacion-subrogada-adopcion/#xtor=AD-15&xts=467263

La Razón: Madres a toda costa

El periódico La Razón presenta la historia de diferentes mujeres que no se conformaron cuando no podían ser madres. Cada una de ellas eligió una forma diferente de llegar a la maternidad.

Nuestra autora Anabel Manchón nos cuenta qué caminos la llevaron a ser madre por gestación subrogada. Conoce su  historia y la de nuestro pequeño Pingüi.

Esperando a Pingüi: la cara A de la gestación subrogada

¿Estarías dispuesta a que otra mujer gestara a tu hijo? La gestación subrogada despierta tanta polémica como curiosidad.

No os perdáis el artículo que publica la revista Grazia, donde nuestros autores cuentan su historia y por qué decidieron ser padres de nuestro pequeño “Pingüi” a través de este método de reproducción asistida.

Fuente: grazia.es

¿Qué pasaría si explicáramos qué es la gestación subrogada a unos niños?

Esperando a Pingüi_Editorial ChocolatePues seguro que nos harían un millón de preguntas (como muchos adultos que todavía no lo tienen claro) pero acabarían comprendiendo que lo más importante de la gestación subrogada es poder crear una familia gracias al amor de unos padres.

¿Y si se lo explicamos mientras leemos nuestro cuento de “Esperando a Pingüi” en un programa de radio infantil? 😉

Pues eso es lo que hicimos desde Editorial Chocolate, aceptar el reto que Javier Fernández nos lanzó a través de su taller de radio infantil “Menudo Castillo” en la localidad de San Martín de Valdeiglesias en Madrid.

¿El resultado? ¡¡Mejor que lo escuchéis pinchando aquí!!

http://www.ivoox.com/player_ej_11458217_4_1.html?c1=ff6600

Captura de pantalla 2016-09-04 a la(s) 00.02.37Pero os anticipo que muchas de las preguntas que nos hicieron estos “pequeños periodistas” no tienen nada que envidiar a las muchas dudas y algunos tabúes que tantos y tantos adultos tienen hoy en día sobre este modelo de reproducción asistida.

Además, nos encantó poder premiar con uno de nuestros ejemplares de “Esperando a Pingüi”al mejor pequeperiodista con la pregunta más interesante de la entrevista radiofónica a nuestra editora.

Gracias a Menudo Castillo y a nuestro amigo Javier Fernández Jiménez por permitirnos disfrutar junto a ellos de esta “dulce y loca experiencia radiofónica” y darnos la oportunidad de dar a conocer un poco más en profundidad qué es exactamente la gestación subrogada.

¡Repetiremos seguro con algún otro de nuestros cuentos infantiles para modelos de familia difierentes!

Menudo Castillo_Esperando a Pingüi_Editorial Chocolate Menudo Castillo_Esperando a Pingüi_Editorial Chocolate

Esperando a Pingüi_Editorial Chocolate

 

Menudo Castillo_Esperando a Pingüi_Editorial Chocolate

Captura de pantalla 2016-09-04 a la(s) 00.35.01

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esperando a Pingüi lidera el Top 5 de Mi Mundo con ellos Tres

Si hay algo que nos gusta más que nada es que las mamis blogueras recomienden nuestros libros, y sobre todo nuestro cuento de “Esperando a Pingüi“, una historia tan bonita como real.

Aquí os dejamos un video donde nuestro “PINGÜI” ocupa el primer puesto en el ranking que “Mi mundo con ellos tres” ha hecho sobre sus TOP 5 en cuentos infantiles, una mami bloguera que enamora a la vez que te da siempre los mejores consejos del mundo desde su experiencia como madre de 3 niños, dos de ellos mellizos. Os recomiendo que la sigáis a través de su canal de YOU TUBE o INSTAGRAM.

 

La gestante, esa gran desconocida

Esperando a Pingüi_Editorial ChocolateHace unos días presentaba nuestro cuento para niños nacidos por Gestación Subrogada (Esperando a Pingüi”) en un programa de radio de literatura infantil, ante la mirada y las preguntas incisivas de cinco “pequeños” periodistas que no superarían los 10 años de edad ninguno de ellos. Y la verdad que no me lo pusieron nada fácil….Después de superar la locura inicial de aceptar dicho reto, fue entonces cuando te das cuenta que muchas de sus dudas y sus curiosidades son las mismas por las que muchos adultos pasamos al abordar este tema, y las mismas por las que otros se lanzan a críticar esta modalidad de Reproducción Asistida sin saber o conocer en detalle en qué consiste y por qué se acaba en ella.

Debo reconocer como editora que, cuando llegó a mi poder el manuscrito de “Pingüi”, yo tampoco conocía nada o casi nada sobre la Gestación Subrogada. Pero sobre todo, lo que más me impactó, es que era una historia de AMOR verdadero, de esas que ya apenas existen hoy en día…una historia de AMOR de una pareja, de AMOR a la vida ante la aparición de una enfermedad mortal, de AMOR a querer tener una familia y no poder, de AMOR a ceder tu cuerpo para que nazca el hijo que otra mujer no puede tener, pero que desea y ama desde lo más profundo de su corazón.

Y así, con esa perspectiva, leí por primera vez el que hoy es mi segundo cuento infantil editado.Esperando a Pingui-Editorial Chocolate

Y entonces, tras varios meses de mails y whatsapps entre editora y autores, ves como tu libro va naciendo a la vez que Pingüi viene al mundo en un país muy, muy lejano…Y un día, de repente, ves una foto en la que aparece “ella”, la gestante, esa gran desconocida que por AMOR (y por supuesto con compensación económica de por medio como ocurre también con donantes de óvulos y esperma) decidió ayudar a una pareja a tener el hijo que no podían llevar en sus entrañas por culpa de un maldito cáncer. Y ves su sonrisa, ves que es una mujer normal que tiene una vida normal, una casa normal, dos hijos normales, y que de una manera normal cede su cuerpo durante 9 meses para llevar en su interior a ese Pingüi que mama Pingüi no podía. Y cuando nace, los 3 se funden en un abrazo infinito de AMOR rodeando al pequeño que te emociona…

Esperando a Pingüi_Editorial ChocolateHoy he recibido una nueva foto de Nawarat (“nuestra gestante”, si me lo permiten mis autores) porque para mí ya es casi de la familia aunque nunca haya hablado con ella ni me conozca. Pero es una gran protagonista de mi cuento, y por eso la respeto y la admiro. Y ves su cara de ilusión al recibir nuestro libro, “su historia”, traducido al Thailandés… ¡¡Y a cambio ella te devuelve unas fotos con sus hijos en un parque de pingüinos!!

Y entonces, lo sabes. Sabes que no hay dinero en el mundo que pague lo que hizo…que lo hizo voluntariamente y con todas las garantias sanitarias para ella y para el bebé, y que gracias a que en su país la gestación subrogada está regulada y controlada, nadie se siente explotado, ni utilizado, ni usado…fue una elección libre de una mujer que quiso ayudar a otra mujer.

Por supuesto que habrá países (o casos particulares) en los que esta elección no sea libre pero no se puede generalizar ni condenar por ello a tantas y tantas mujeres que hoy en día ayudan, bien con sus óvulos o bien con su vientre, a que miles de Pingüis puedan venir al mundo.

Desde aquí les mandamos un abrazo enorme a todas ellas por hacer realidad tantas historias de AMOR VERDADERO…